lunes, 28 de mayo de 2018

HERNANI, JUGARÁ OTRA TEMPORADA LA LIGA HEINEKEN

FOTO: Ainhoa Muriel
El Hernani seguirá jugando una temporada más en la elite del rugby estatal. Desde su último ascenso, en 2012, con mayor o menor grado de sufrimiento, el conjunto tricolor siempre ha conseguido aferrarse a la primera división y conservar su plaza entre los mejores. Y los hernaniarras volvieron a demostrar ayer por qué su sitio está en la máxima categoría. El equipo de Patrick Polidori estaba obligado a ganar por más de cuatro tantos de diferencia al Ciencias en Landare para no caer a la División de Honor B, y terminó venciendo con total autoridad a los andaluces por 30-17 en un duelo en el que siempre tuvo la iniciativa del juego y la ventaja en el marcador.
Landare presentó ayer una de las mejores entradas que se recuerdan, aunque el público no empujó a los suyos tanto como suele ser habitual.
El conjunto guipuzcoano había perdido por 31-27 en el encuentro de ida, en Sevilla, frente al subcampeón de la segunda división estatal, y los hernaniarras no las tenían todas consigo. Pero los nervios del público de Landare comenzaron a relajarse a los nueve minutos. Tras un ruck cerca de la línea de 22, Igor Genua lanzó una patada magistral que atrapó Oier Garmendia y que terminó con el balón posado bajo palos tras una carrera del zaguero. Elosegi transformó la marca (7-0), y al cuarto de hora el ala anotó un golpe de castigo para aumentar la renta de los tricolores (10-0).
 El Hernani tuvo una mayor posesión del balón y estuvo más tiempo atacando que su rival, que no gozó apenas de oportunidades claras de ensayo en este período. Los sevillanos recortaron distancias con un golpe de castigo (10-3), hasta que el empuje de los hernaniarras se vio recompensado con una segunda marca que logró el centro Jon Ander Puertas, resistiendo varios intentos de placaje (15-3). El Ciencias desperdició después un golpe de castigo y el marcador no se movió hasta la segunda mitad del choque.
El segundo período comenzó con un duro golpe para los hernaniarras. En los primeros minutos de la reanudación, equipo andaluz sorprendió a la defensa tricolor y consiguió un ensayo transformado que dejó el marcador en 15-10. La ventaja real del Hernani, tomando en cuenta el resultado del partido de ida, era entonces de un solo punto, y la tensión reapareció en el campo y en las gradas.
La reacción del Hernani fue inmediata, pero sus tantos tardaron más en llegar. Primero, a Anartz Elosegi se le escurrió entre las manos un balón en la zona de marca que Igor Etxeberria le había pasado con el pie, y después Genua erró un intento de drop. Finalmente, Elosegi empezó a calmar los ánimos con un golpe de castigo (18-10), y poco después Iñaki Otxotorena, tras un ruck al borde de la línea de ensayo, aumentaba la ventaja y la tranquilidad de los hernaniarras, que creció aún más con la transformación de Elosegi (25-10).
Los mejores momentos del Ciencias llegaron a continuación. Los andaluces crearon peligro cerca de la línea de ensayo local en los peores minutos del Hernani, pero una vez más los tricolores reaccionaron con otro ensayo más. Mikel Pérez acabó posando el oval tras una maul montado a unos metros de la zona de marca rival (30-10). En los minutos finales, el Ciencias anotó un último ensayo que ya no tuvo ninguna trascendencia (30-17).
La Azeri Dantza apenas se dejó oír esta vez y la amenaza de lluvia dispersó enseguida al público. Acabado el encuentro, el alivio y la alegría afloraron entre los jugadores del Hernani. La plantilla hernaniarra ha logrado superar un curso muy duro, marcado por las numerosas lesiones que han asolado el equipo, y ha conservado su puesto en la máxima categoría. La próxima campaña, la batalla por la supervivencia comenzará de nuevo en Landare.

VRAC CAMPEÓN DE LIGA HEINEKEN

FOTO: Ayuntamiento Valladolid
El VRAC Quesos Entrepinares completó su temporada de ensueño tras ganar a El Salvador en la final
de la Liga por un 18-12 más ajustado de lo que podría apuntar el marcador.
Los chamizos lo intentaron hasta la recta final del tiempo reglamentario, pero no pudieron sobreponerse a la buena actuación del VRAC en los momentos clave del partido.
Empezó adelantándose El Salvador gracias a un golpe de castigo convertido por Sam Katz en el minuto 6 del partido. Lejos de ser una buena noticia, los tres puntos del rival espolearon a los queseros que comenzaron a dominar el juego, llevándolo al campo rival y logrando igualar el encuentro en el minuto 17, con un golpe de castigo anotado Griffiths. Esta sería la tónica dominante hasta el final de la primera parte: dominio clarísimo de los queseros y El Salvador en aprietos para contenerles. Griffiths tuvo otras dos ocasiones de anotar sendos golpes de castigo y las aprovechó, llevando el 9-3 al marcador al término del primer tiempo.
A los seis minutos de la reanudación se repitió la historia (12-3), pero Katz decidió que el partido no había terminado, pese a la ventaja del VRAC.
En el minuto 49 puso el 12-6 y en el 56 el 12-9, aunque Griffiths volvió a ampliar la ventaja emulando su disparo óptimo a palos (15-9). El propio Katz consiguió anotar de nuevo, esta vez con un espectacular drop cuando nadie se lo esperaba (15-12). Ese debía ser el momento de la resurrección chamiza, el instante por el que llevaban peleando desde que empezó el dominio territorial del VRAC.
Quedaban poco más de diez minutos de partido y El Salvador necesitaba mover el árbol y esperar a que los frutos cayeran. Pero no fue así. El Quesos volvió a demostrar su contundencia y dominó de nuevo. Su superioridad le valió de nuevo un golpe de castigo que transformó Griffiths, infalible durante todo el encuentro.
Con el 18-12 los colegiales intentaron un ensayo a la desesperada, pero no fueron capaces de hallar hueco en la buena disposición táctica del VRAC, que volvió a levantar un trofeo, cuatro semanas después de ganar la Copa del Rey en Valencia. Los de Diego Merino constataron su dominio absoluto de la competición patria (también de la península con su victoria en la Copa Ibérica) esta temporada.

sábado, 26 de mayo de 2018

LA LIGA SE QUEDARÁ EN VALLADOLID ¿QUESEROS O CHAMIZOS?

Los números juegan en esta ocasión del lado de los queseros, que afrontan su cuarta final de la
temporada (ya han ganado SuperCopa, Copa Ibérica y Copa de S.M. El Rey) y su séptima final de Liga consecutiva con sólo un borrón en su expediente, la derrota en marzo ante la Unio Esportiva Santboiana 29-26. Lo que hace a este equipo ganador es la conjunción de una poderosa delantera, con una primera línea de combate de excepción con los hermanos Blanco y Barnes que cierra el australiano de ascendencia samoana Paila, y una línea de trymans natos, como John Wessel Bell, que ha terminado siendo el pichichi de la temporada con 22 ensayos, o Guillermo Mateu. Al pie están cubiertos por el bazooka de Gareth Griffiths, que cierra el círculo de un equipo con muy pocos puntos débiles.
Al otro lado del campo les esperarán sus vecinos y eternos rivales de SilverStorm El Salvador, dispuestos a aguar la temporada perfecta de los azulones y a recuperar un título que ya saben lo que es ganar hasta tres veces en los últimos 10 años. En su segunda final consecutiva los hombres de Juan Carlos Pérez contarán con la incorporación de Sam Katz como apertura y pateador estrella, que acompañado de Graaff, Kacilala, Rust, Blanco o Nuu forman una línea de tres cuartos temible. Delante los hombres de confianza de Pérez como Walker-Fitton (titular en 21 partidos y el jugador que más tiempo ha pasado esta temporada en el césped defendiendo la camiseta de su club), Wozniak, Foulds o Samuelu serán los encargados de cerrar defensas y montar la primera línea de caballería.

HOY SABREMOS QUIEN JUGARÁ LA LIGA HEINEKEN

El Landare Toki presenciará este sábado a partir de las 16:00h el vital duelo entre Hernani C.R.E. y Ciencias Cajasol Sevilla, quienes lucharán por permanecer o subir a la Liga Heineken. En el partido más importante de la temporada para guipuzcoanos y sevillanos, se prevé un choque muy igualado y en el que el aspecto físico puede ser determinante. Además, el ajustado marcador de la ida (Ciencias 31 - 27 Hernani) dejó la eliminatoria totalmente abierta de cara al partido que se disputará en tierras vascas. El partido podrá verse por Canal Sur (sábado 26 de mayo, a las 16:00h).
Ciencias llega a la cita con la moral reforzada tras el primer asalto. Al margen de imponerse en el resultado final, sacaron como conclusiones muy positivas el gran juego de la primera parte, cuando pusieron contra las cuerdas a su rival, y la entrega y el sacrificio mostrados en los últimos minutos, en los cuales consiguieron reponerse de las constantes acometidas de Hernani durante el segundo periodo.
En cuanto a los de Patrick Polidori, a pesar de sufrir durante los 40 primeros minutos, demostraron su gran potencial físico y finalmente acabaron encontrando las mejores sensaciones posibles en su juego ofensivo. El sábado tendrán también a su favor un campo con una afición totalmente entregada y con unas condiciones que se adaptan a la perfección a su juego.
La batalla se acerca y los dos equipos aprovechan al máximo los últimos días de preparación de cara al partido que marcará el global de sus respectivas temporadas. Por ello, la concentración durante los 80 minutos será importantísima y los jugadores saben que el objetivo está muy cerca. En definitiva, no se le pueden pedir más condicionantes atractivos a un partido tan trascendental, tras el cual conoceremos al plantel definitivo de participantes en la Liga Heineken 2018/19.

lunes, 21 de mayo de 2018

MILAN 5 FIORENTINA 1



Los 'Rojinegros' empezaron perdiendo con un gol de Simeone a los 20 minutos, pero luego aparecerían Calhanoglu (23'), Cutrone (41' y 59'), Kalinic (49') y Bonaventura (76') para darle vuelta al marcador y golear al conjunto 'Viola'.

HABRÁ FINAL VALLISOLETANA

Foto: Javier Garcia
Cuando te juegas estar en una final liguera hay dos formas de afrontarlo; tirarte a la piscina y salir a
por todas desde el primer minuto o tantear a tu rival para ver dónde pueden estar sus puntos débiles. En la semifinal de hoy entre el Silverstorm El Salvador y Sanitas Alcobendas se dio esta segunda opción; dos quinces que empezaron su choque jugando a la patada.
Tras dos golpes de castigo, uno por cada banda, los chamizos decidieron cambiar de táctica y lanzarse a por el partido dominando el juego a la mano y siendo más hábiles en las touch.  Gracias a ello Nuu lograría un ensayo que no subió al marcador por un avant anterior, lo que propició un golpe de castigo que Katz no erró y puso por primera vez a los chamizos por delante (6-3).
Y como ya ocurriera con el primer tanteo, esta vez sería Alcobendas quien pondría de nuevo las tablas gracias a un drop de Iñaki Mateu. Los madrileños no pretendían ponérselo fácil a los pucelanos y empujaron a los blanquinegros a su veintidós. Pero los chamizos tiraron de casta y volvieron a la carga con una gran defensa y un ataque que pretendía ser demoledor tras las touch.
Estaba siendo un choque de mucho desgaste para ambos quinces con poco juego abierto. Un desgaste que se tradujo en la primera amarilla del choque que cayó del lado de Alcobendas y tuvo el nombre de Londoño. Circunstancia que los locales intentaron aprovechar desde el primer instante con una maul pero que estuvo bien defendida por los madrileños. La tensión se podía palpar en cada jugada y Nuu quiso ser el estilete local con un par de jugadas de raza aprovechando la situación aunque Alcobendas estaba bien situado en el campo y en el treinta y cinco de juego, Brad Linklater puso de nuevo por delante a los suyos justo cuando se recuperaba la igualdad numérica. Un Alcobendas que pudo aumentar la renta, pero la patada desde el medio de campo de Linklater se marchó por poco.
Juan Carlos Pérez se lamentaba de la actuación arbitral cuando se cumplía el cuarenta de juego, instante en el que tras una acción de Hansie Graaff se montaba una tangana sobre el césped que Montoya resolvió con dos amarillas –una para Graaff y otra para Jaime Nava- con lo que se llegó al descanso. Estaba siendo un choque completamente diferente al vivido en Pepe Rojo en la tarde de ayer y eso los aficionados lo agradecían pese a tener el corazón en un puño.
El Salvador no había sido capaz de imponer su juego en el primer acto y debería hacer un lavado de cara si quería estar en la final liguera. Pero Alcobendas también ansiaba con estar en ese último choque y siguió con las mismas armas que en el primer acto. Los chamizos intentaban jugar con más abiertas y rápido a la mano aunque Alcobendas mantenía el tipo en defensa impidiendo la remontada local. Chami empujaba como nunca y con un drop de Katz el choque volvió a la igualda (9-9). Faltaban veinticinco minutos y todo estaba por decidir.
Y como al principio del choque, las patadas volvieron a aparecer. Pero esta vez con mucha más intención –por parte de los chamizos- y meter a su rival cerca de la zona de ensayo. Y fruto de esa presión llegaría un nuevo drop de Katz para poner por delante a El Salvador (12-9). Entonces fue el turno de Alcobendas, quienes fueron mucho más agresivos en su juego y haciendo por buena la igualdad hasta entonces logró de nuevo empatar el choque merced a un golpe de castigo transformado por Linklater.
Restaban menos de diez minutos y en el toma y daca el turno fue para Katz quien pretendía sumar de nuevo tres puntos con una nueva patada de golpe de castigo. El diez pucelano no erró (15-12) y el oval estaba ahora en el tejado de Alcobendas quienes si querían apuntarse a la final debían espabilar y rápido. El Salvador, por su parte, tenía que bajar la intensidad del choque y gestionar con cabeza los instantes finales. Y como no podía ser de otra manera, con el tiempo cumplido la pierna de Sam Katz no falló ante un golpe de castigo poniendo el 18-12 final para llevar a El Salvador directos a la final de la semana que viene (sábado 18:00 horas) ante VRAC Quesos Entepinares.

ALINEACIONES:

Silverstorm El Salvador: Wozniak, Dani Marrón, Alvarado, Altés, Walker-Fitton, Matt Foulds, Gonzalo Núñez, Joe Mamea, Juan Ramos, Sam Katz, Alberto Díaz, Nuu Junior, Christian Rust, Kacilala y Graaff (quince incial) También jugaron Víctor Sánchez, Matt Smith, Pelayo Ramos, Carter, Alaga, Wainwright y Gerardo de la Llana.

Sanitas Alcobendas: Federico Ángel, Juan Anaya, Pomponio, Cabrera, Pingica, Iván Ramiro, Adam Newton, Jaime Nava, Munilla, Linklater, Londoño Imo, Matoto, Jaime Mata e Iñaki Mateu (quince incial) También jugaron Fertu, Diego García

Marcador: 0-3 (min. 10) golpe de castigo transformado por Linklater. 3-3 (min.12) golpe de castigo transformado por Sam Katz. 6-3 (min.17) golpe de castigo Sam Katz. 6-6 (min.20) drop de Iñaki Mateu. 6-9 (min. 36) golpe de castigo Linklater. 9-9 (min.53) drop Sam Katz. 12-9 (min.61) drop Sam Katz. 12-12 (min.70) golpe de castigo Linklater. 15-12 (min.74) golpe de castigo transformado por Sam Katz. 18-12 (min.80) golpe de castigo Katz.

sábado, 19 de mayo de 2018

VRAC PRIMER FINALISTA LIGA HEINEKEN

 FOTO: @cachadj
El VRAC Quesos Entrepinares se clasificó, con total autoridad, para disputar la que será su séptima
final de liga consecutiva, tras arrollar este sábado sin contemplaciones a un luchador Senor Independiente que nada pudo hacer ante un rival con las ideas muy claras y que dominó todas las facetas del juego.
Ya en el minuto 6, Mateu abría el marcador para los vallisoletanos, con el primer ensayo del partido, que transformó el siempre seguro Griffiths para poner el 7-0. Y, sin tiempo para que los cántabros asumieran ese inicio, en el minuto 10, fue Wessel-Bell el que se libró de la zaga visitante para volver a ensayar.
Griffiths no falló tampoco, y así el Quesos conseguía una ventaja de 14-0, dejando al Senor Independiente sin capacidad de reacción ante un equipo que salió en tromba y que dejó claro, desde el primer minuto, que iba a por la final, desplegando todas sus armas y sin intención de ceder ningún punto.
Antes del descanso, Griffiths ampliaría la renta local con la transformación de un golpe, para dejar el resultado en 17-0, lo que obligaba a los de Santander a tener que hacer un esfuerzo titánico en la segunda mitad en busca de la remontada, lo que implicaba centrarse en el plano ofensivo.
Pero el VRAC no estaba dispuesto a dejar ningún hilo suelto y mostró su consistencia defensiva para impedir al Senor Independiente acercarse con peligro a la línea de 22 metros, al tiempo que aprovechaba cualquier error del conjunto visitante para abrir la brecha, lo que hicieron Wessel-Bell y Griffiths, con sus tiros a palos.
Con el 27-0, poco podía hacer el cuadro santanderino, aunque nunca dejó de luchar, lo que trajo consigo el único ensayo del Senor, con Joaquín Domínguez como protagonista. Y si bien el partido estaba resuelto, el VRAC siguió ampliando las diferencias hasta llegar al 44-5 con el que finalizó el mismo.

Alineaciones:
44 - VRAC Quesos Entrepinares: Paco Blanco, Barnes, Alberto Blanco, Sthor, Casañas, Basso, Gavidi, Thompson, Eaton, Ferrández, Casteglioni, Griffiths, Gimeno, Mateu, Wessel-Bell. También jugaron Allen, Gutiérrez, Paila, Miejimolle, Vélez, Carrió, Lemalu y Gil.

5 - Senor Independiente: Gudiño, Altamirano, Domínguez, Álvarez, Colombo, Guido, Schab, Fraser, Cornejo, Jackman, Palmieri, García, Guerrero, Ducamp y Poet. También jugaron González, Ottoño, Soria, García, Giribert, Sánchez y Lualdi.

Marcador: 7-0 (min.6), ensayo de Mateu que transforma Griffiths. 14-0 (min.10), ensayo de Wessel-Bell que pasa Griffiths. 17-0 (min.30), transformación de castigo de Griffiths. 24-0 (min.56), ensayo de Wessel-Bell que transforma Griffiths. 27-0 (min.65), golpe de castigo que pasa Griffiths. 27-5 (min.69), ensayo de Domínguez. 32-5 (min.73), ensayo de Carrió. 39-5 (min.75), ensayo de Wessel-Bell que pasa Carrió. 44-5 (min.80), ensayo de Gil.

Árbitro: David Castro (Comité Asturiano).

Incidencias: Partido correspondiente a la primera semifinal de la División de Honor de Rugby, disputado en los campos vallisoletanos de Pepe Rojo ante unos 1.800 espectadores.